Sensores

Los sensores sin contacto se utilizan cada vez más como alternativa a los interruptores de fin de carrera accionados mecánicamente. El principio de acción sin desgaste satisface los requisitos para una larga vida útil y la ausencia de accionadores mecánicos simplifica el uso en entornos con gran contaminación y en el ámbito higiénico.

Además también ofrecen ventajas en diferentes condiciones de operación como, por ejemplo, velocidades de aproximación altas o bajas, gran frecuencia de conmutación y grandes fluctuaciones en la distancia de accionamiento.

steute desarrolla sensores que funcionan según diferentes principios de acción (sensores magnéticos, inductivos y de luz) y que son indicados para diversos cometidos.

Sensores inductivos

Los sensores inductivos se diferencian de los sensores magnéticos, entre otras cosas, por el hecho de que no necesitan accionadores magnéticos. Detectan metal también a través de materiales no metálicos y emiten una señal. Una de las áreas de aplicación frecuentes es el posicionamiento de componentes de máquinas en condiciones complicadas.

Además de sensores inductivos para la automatización general, el programa de productos de steute también incluye sensores inductivos para aplicaciones extremas (grado de suciedad elevado, zonas higiénicamente sensibles, temperaturas extremas) y sensores inductivos inalámbricos.

Sensores magnéticos

Los ámbitos de aplicación típicos de los sensores magnéticos son, entre otros, la monitorización de funcionamiento y parada en máquinas e instalaciones así como la monitorización de posición de tapas, correderas y válvulas. Como accionador pueden utilizarse imanes permanentes. steute ofrece aquí un extenso programa de sensores con forma constructiva cilíndrica y rectangular. Algunas de estas son las series en carcasa de plástico y metal, con grandes distancias de conmutación y con una forma constructiva extremadamente compacta. Una particularidad en el programa de steute son los sensores magnéticos sin cable con tecnología inalámbrica.

Gracias a su construcción encapsulada, los sensores magnéticos son muy indicados para aplicaciones en condiciones ambientales extremas (polvo, humedad, medios agresivos y gamas de temperaturas comprendidas entre -60 ºC y +130 ºC). También hay disponibles series con certificación ATEX para zonas con peligro de explosión.

Sensores ópticos

Como alternativa a los conmutadores de posición inalámbricos electromagnéticos que, por ejemplo, detectan la ocupación de módulos de estantería con contenedores (e-kanban), se ofrece el uso de sensores ópticos inalámbricos. Estos sensores ópticos en el programa de steute se pueden integrar en la red inalámbrica sWave.NET®.

Sensores de seguridad

Para aplicaciones orientadas a la seguridad hay disponibles diferentes formas constructivas de sensores de seguridad. Aquí también son válidas las ventajas de la forma constructiva encapsulada y del montaje a ras en la construcción circundante. En consecuencia, estos sensores son ideales para la monitorización de posición de puertas de protección en un entorno con un alto grado de suciedad, corrosivo o sensible en relación con la higiene. Entre los especialistas en este ámbito de productos están los sensores de seguridad para zonas con peligro de explosión. Como es lógico, los controladores de puertas de protección correspondientes también son parte del programa (módulos de relés de seguridad).