Nuestra definición de "Extreme"

Calor, frío, humedad, vibraciones, corrosión: hay muchas condiciones ambientales en las que los equipos de conmutación fallan con rapidez. Para dichos usos hemos desarrollados equipos de conmutación que también resisten de forma duradera condiciones extremas. Esta programa tiene tanto éxito a escala internacional que hemos reunido los productos en una propia área de negocio al final de 2010. Su nombre lo dice todo: "Extreme".

Equipos de conmutación con clase de protección especial

Aplicación

La humedad es parte de las condiciones ambientales en muchos campos de uso de la automatización. Por ejemplo, muchas máquinas de la producción de alimentos se limpian regularmente con limpiadores a alta presión. En la técnica de naval y en aplicaciones submarinas, los equipos de conmutación están tan expuestos a la humedad como (por poner solo algunos ejemplos) en instalaciones de limpieza o en instalaciones técnicas de transporte montadas en el exterior. Para todos estos casos de empleo, steute ofrece aparatos de conmutación de alta calidad en las clases de protección IP 66, IP 68 e IP 69. El programa incluye interruptores de posición, interruptores de pedal, interruptores de cable y sensores de seguridad. ¡"Probados y ensayados" bajo condiciones extremas!

Clase de protección IP 66 conforme a IEC/EN 60529

Muchos equipos de conmutación del programa estándar de steute presentan clases de protección IP 65 e IP 67 conforme a IEC/EN 60529. A su vez, existen también series que satisfacen mayores exigencias en relación con la resistencia frente a la humedad. Aquí se incluye la clase de protección IP 66. Los equipos se someten a un intenso chorro de agua a una distancia de 2,5 - 3 m, proyectado sobre los equipos con unos 100 l por minuto desde distintas direcciones. El diámetro de boquilla es de 12,5 mm y la duración de la comprobación es de 1 minuto por metro de superficie del aparato y, como mínimo, de 3 minutos.

Clase de protección IP 69 conforme a IEC/EN 60259

Las condiciones de comprobación para la clase de protección IP 69 son: el equipo de conmutación se somete a un chorro de agua caliente a unos 80 ºC y 100 bares de presión, proyectado a una distancia de 100 mm desde distintas direcciones. De este modo se garantiza que el equipo resista el chorro de un limpiador a alta presión sin sufrir mermas en su funcionamiento.

Originalmente, esta exigencia proviene del ámbito de la construcción de automóviles; las máquinas de construcción, por ejemplo, se limpian a menudo de esta forma. Sin embargo, los equipos de conmutación que están protegidos conforme a IP 69 también son aptos para un uso en zonas higiénicas sensibles de la producción de alimentos que se limpian con chorro de agua a alta presión y con vapor.

steute ofrece un programa completo de equipos de conmutación en IP 69, entre ellos, interruptores de pedal, interruptores por cable así como sensores de seguridad como BZ 16, RC Si M30 y RC Si 56. Son aptos para aplicaciones hasta PL »e« conforme a EN ISO 13849-1, o hasta SILCL 3 conforme a EN 62061.

Equipos de conmutación para temperaturas bajas

Aplicación

El hecho de que un equipo de conmutación siga funcionando de manera fiable también a temperaturas de -20, -40 o incluso -60 °C no se da así como así. Por el contrario, deben tomarse muchas medidas constructivas para garantizar esa propiedad. steute tiene varias series de equipos de conmutación aptos para bajas temperaturas: interruptores magnéticos, interruptores de posición, interruptores de desplazamiento de cinta y interruptores de emergencia de cable. Algunos de los ámbitos de uso de estos equipos de conmutación son almacenes frigoríficos así como funiculares e instalaciones de transporte para extracción de materias primas.

Frío

El armario de ensayos climáticos en el laboratorio de steute permite pruebas hasta temperaturas de -60 °C. Los equipos de conmutación aptos para un uso a bajas temperaturas hasta -40 °C como el sensor magnético RC M20 se utilizan en almacenes frigoríficos así como en exteriores (p. ej., instalaciones de transporte) en zonas climáticas frías.

Equipos de conmutación para altas temperaturas

Aplicación

Acerías, transformación del vidrio, fundiciones: existen numerosos campos de uso en los que equipos de conmutación se someten a altas temperaturas. steute ha desarrollado varias series para operaciones en caliente, que son aptas para un funcionamiento permanente a temperaturas de hasta + 180 °C. Este programa incluye interruptores de pedal, interruptores de posición, interruptores magnéticos e interruptores de seguridad magnéticos. Un reto particular son los equipos de conmutación con "aptitud tropical" que soportan elevadas temperaturas en combinación con una elevada humedad. Para equipos de conmutación convencionales este reto los deja rápidamente fuera de juego, pero esto no pasa con los equipos del programa de steute: gracias a una técnica de obturación especial, están protegidos de forma escrupulosa y permanente contra la penetración de la humedad.

Calor

steute comprueba los equipos de conmutación a temperaturas de hasta +200 °C. Esta exigencia se plantea en algunos ámbitos de tecnología de procesos así como en la industria del acero y la transformación del vidrio. El calor viene asociado a menudo con humedad. Así pues, la "aptitud tropical" suele ser un criterio demandado para los equipos de conmutación.

Equipos de conmutación en versión resistente a la corrosión

Aplicación

El criterio de resistencia al agua de mar indica las exigencias que deben satisfacerse a este respecto: los equipos de conmutación también deben funcionar sin fallos y mostrar una larga vida útil bajo condiciones corrosivas, con viento, en cualquier condición meteorológica y con olas). El sensor de seguridad HS Si 4, por ejemplo, cumple esa condición sin problemas, como también lo hace el sensor de seguridad magnético RC Si M30, el interruptor de posición ES 13 W y el interruptor de posición ES 95 Offshore. Estos equipos de conmutación pueden emplearse tanto en plataformas de perforación como en instalaciones de energía eólica, buques y submarinos.

Prueba de pulverización de neblina de sal

La resistencia al agua de mar de los equipos de conmutación se verifica con una prueba de neblina de sal conforme a IEC/EN 60068-2-52 GL (prueba cíclica de neblina de sal). Según las exigencias de la Germanischer Lloyd, las piezas a comprobar se rocían durante dos horas en cuatro ciclos y se almacenan durante siete días a una temperatura de +40 °C. A estas pruebas se someten aquellos equipos de conmutación que fueron desarrollados para usos submarinos, p. ej., el interruptor de posición de la serie ES 95.

Equipos de conmutación con elevada resistencia a impactos y vibraciones

Aplicación

El impulso para esta serie de productos lo dio la consulta de un cliente. Se buscaba un sensor de seguridad para la consulta de posición de una tapa colocada cerca de la sala de máquinas de un barco. El problema: los sensores de seguridad magnéticos convencionales fallan muy rápidamente a causa de las vibraciones constantes del motor diesel del barco. La solución la ofreció un sensor de seguridad resistente a vibraciones basado en un sensor de reverberación.

Entretanto, la gama de productos de equipos de conmutación resistentes a vibraciones se ha ampliado, por ejemplo, con sensores de seguridad a prueba de explosiones y microconmutadores. El ámbito de uso también se amplió: en máquinas de embalaje y en plantas de procesamiento los equipos de conmutación también se ven sometidos a sacudidas que no deben afectar a su vida útil.

Equipos de conmutación para ambientes con riesgo de explosión

Prueba de impacto para equipos de conmutación Ex

Para determinar la resistencia mecánica de equipos de conmutación que se desarrollaron para ser usados en zonas con peligro de explosión, la EN 60079-0 establece las exigencias. En el párrafo 26.4.2 se describe una prueba normalizada para comprobar la resistencia a impactos. Se emplea una masa de prueba de acero endurecido que cae desde una altura definida sobre el equipo de conmutación.

Todos los equipos de conmutación que pueden utilizarse en las zonas Ex 1 y 2 (explosión de gas) o 21 y 22 (explosión de polvo) han superado con éxito esa comprobación.