Aplicación

Ámbito de uso

Los sensores magnéticos se aplican preferentemente como alternativa de los interruptores de accionamiento mecánico en los casos en que existen condiciones de funcionamiento desfavorables, tales como velocidades de accionamiento demasiado bajas o elevadas, elevada frecuencia de interrupción, producción excesiva de polvo o suciedad, atmósferas con productos químicos, distancias de actuación muy variables, etc. Incluso en presencia de materiales agresivos, o en la industria de procesamiento de alimentos, la actuación de interruptores de seguridad se garantiza por el encapsulando los contactos. Los sensores magnéticos son adecuados, p.ej. para el control estático o en movimiento de máquinas y sistemas, tales como contadores electrónicos, interruptores en estaciones o en sistemas de transporte y almacenaje en estanterías elevadas, así como para indicar la posición de alerones y de alimentadores y válvulas de corredera.

En el sector de carretillas elevadoras industriales, los interruptores magnéticos resultan adecuados para la posición y control de los elementos de elevación.

Estructura y modo de funcionamiento

Los sensores magnéticos se accionan por medio de imanes permanentes sin ningún contacto mecánico. Los dispositivos se pueden elegir con contactos NO, NC, incersor o biestable. Estan disponibles con salida conector o cable.

Otro campo de aplicación es el control electrónico del desplazamiento y posicionamiento de cilindros neumáticos.

Si se utilizan sensores magnéticos hay que garantizar la presencia de un entorno libre de campos magnéticos.

Todos los sensores magnéticos indicados en este capítulo llevan el distintivo CE según la directiva de baja tensión 2014/35/UE.

Productos»

Principio de funcionamiento

Sensores magnéticos con contacto biestable con accionamiento frontal
Sensores magnéticos con contacto biestable con accionamiento lateral
Sensores magnéticos en una puerta giratoria